Cargando...

Óscar Vela

Miembro del Consejo Asesor

Óscar Vela

Óscar Vela se incorporó al Comité Asesor en 2015. Óscar cuenta con más de 30 años de experiencia en el sector retail, y actualmente colabora en el seguimiento de Foodbox.

¿Qué vínculos y valores te unen con Nazca?

Empezamos nuestra relación en 2005, cuando adquieren la cadena de pinchos y tapas Lizarrán, de la que yo era Consejero Delegado en España. Durante los siguientes años en la compañía, cumplimos nuestro objetivo de convertir una pequeña cadena local en el líder mundial del tapeo. Esta relación de éxito fue posible gracias a compartir formas de trabajar basadas en el esfuerzo, la simplicidad y una clara orientación a resultados.

¿Qué retos tienen que tener en cuenta los emprendedores cuando consideran incorporar un fondo de capital privado?

El principal reto que tienen los emprendedores es la necesidad de alineación con el fondo y con el equipo, para ir de la mano y poner el foco en los objetivos comunes. Otro de los retos que debe tener un empresario es la actitud: ser capaz de tener una mentalidad fuerte y ágil para liderar un plan ambicioso de desarrollo de la compañía, así como capacidad de adaptación al cambio y flexibilidad, pero a la vez, mantener la rigurosidad y disciplina operacional que le ha hecho llegar hasta Nazca. Por último, debe también tener en cuenta que, durante el proceso, siempre estará acompañado de un fondo, que al final está compuesto por personas, por lo que es crucial tener capacidad de empatía y facilidad para trabajar en equipo.

¿Qué te atrae y motiva más de ser miembro del IAB de Nazca?

Como miembro del consejo asesor de Nazca, me enorgullece ser parte del líder de este segmento de mercado, sobre todo porque ello me permite seguir en contacto con un grupo de personas que hacen grandes cosas. Analizar oportunidades, compartir visiones y experiencias, siempre es enriquecedor.

¿Por qué le recomendarías a un empresario asociarse con Nazca?

En primer lugar, por las personas que lo componen y, en segundo lugar. por el espíritu crítico y la solidaridad demostrada en los momentos difíciles. Nazca es la opción idónea para aquellas empresas que buscan experiencia y apoyo estratégico, tanto operativo como financiero, para crear valor.